Carpeta Amarilla
Otra tenebrosa flor del mal, déjala que se vaya

Otra flor del mal

Mayo 19, 2017 por

“A veces quisiera no estar aquí”.

Con esa frase la conocí.

“Hay demasiadas cosas aburridas. Yo quiero estar en otra parte”.

Siempre decía cosas como esas. Pero, en el fondo, realmente en el fondo de ella misma, las dos sabíamos que eso no era cierto. No se trataba de cuán aburrido o repetitivo es el mundo, sino de cómo, pese a lo aburrido o repetitivo, era tan difícil de entender.

“Tiene que haber algo más, algo diferente, en otro lugar. Mi lugar”.

¿Cuántas veces habrá mirado más allá de las nubes, buscando algo? Esa mujer siempre estaba buscando algo. Esa era la excusa perfecta para evitar las cosas que no entendía. Porque no entendía nada, pero lo que menos entendía era como el resto de las personas —que tampoco entendían nada— podían vivir sin entender.

“¿En serio no les importa?”

Estar así de solos, sentirse así de sola, la destruyó. Yo nunca la volví a ver. La dejé ir antes de que fuera demasiado tarde. Antes de que me arrastrara a mi también. Porque yo misma, ese lado de ella que podía comer, dormir y vivir como los demás, se estaba contaminando de algo muy peligroso.

“Entonces, me voy”.

Ahora yo estoy sola. Soy lo que sobró una vez que ella se fue. La extraño, pero algo me dice que estoy mejor sin esa clase de ambición.

Por Iraima Andrade.

¿Te gustó esta publicación?

Puedes conocerme un poco más y leer más de mi material haciendo click aquí

Woho

Comentarios:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *